En el ámbito de la Dirección Escénica, he tenido la oportunidad de dirigir mis propios montajes integrando la dirección de actores con la escenografía y la iluminación. Por otro lado, también ha podido co-dirigir espectáculos en diferentes compañías de teatro.

“Veo la dirección como un camino por explorar todavía”. La dirección es para mí el grado máximo de sensibilidad, conocimiento del oficio y de los actores y lo más importante es el impulso que uno necesita para contar una historia”. 





“La Magia no viene de la mente del director, viene de los corazones de los actores”

JAMES CAMERON